martes, 1 de agosto de 2017

Declaración del PCE sobre el llamado Pacto de Estado contra la violencia machista

La movilización del Movimiento Feminista, la presión social y la vergüenza de comprobar la incapacidad de los poderes públicos A para frenar el aumento de víctimas fruto de la violencia machista ha obligado a los grupos que sostienen al Gobierno del PP a aceptar la creación de una nueva comisión para plantear lo que se ha llamado PACTO DE ESTADO CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA.

En tal sentido, el PCE planteó desde un primer momento que la violencia machista solo puede ser erradicada si se elimina el carácter patriarcal de un modelo de sociedad que el Partido Popular contribuye a desarrollar con sus políticas económicas y sociales, por lo que denunciamos que no se puede separar el debate del Pacto de Estado contra la violencia machista de los debates presupuestarios y de las políticas laborales que siguen manteniendo una discriminacion de la mujer, por lo que entendemos que con esta iniciativa lo pretende el PP y Ciudadanos es un lavado de cara de grupos políticos que siguen manteniendo a la mujer como ciudadanas de segunda.

Al mismo tiempo contemplamos que gran parte de las propuestas que ha presentado el Movimiento Feminista han sido minimizadas o directamente ignoradas, ya que no incorpora todas la formas de violencia que se ejercen contra la mujer, de forma especial denunciamos que sigue sin contemplarse como violencia machista la que son ejercidas por agresores que no mantienen una relación de pareja con la mujer, lo que viene a poner de manifiesto la visión patriarcal con la que el PP y Ciudadanos entienden las relaciones entre hombre y mujer.

De esta manera es fundamental llamar la atención sobre la necesidad de acciones de que prevengan y detengan la violencia que se ejerce sobre la mujer, no solamente la que se ejerce fisicamente, sino todo tipo de agresiones que sufre la mujer de una sociedad patriarcal, no podemos dejar de señalar que la prostitucion y la trata de mujeres con fines de explotación sexual o los úteros de alquiler son formas de violencia contra la mujer y como tales tienen que esta recogidas en la ley

Si queremos realmente atajar la violencia machista desde la raíz Es fundamental contemplar la generalización de la coeducacion a todos los niveles, una mayor atención y calidad en los servicios públicos, acabar con la discriminacion laboral de la mujer asegurando el trabajo digno a todos los seres humanos independientemente del sexo, contemplando los suficientes recursos económicos para la atención de las víctimas y su corresponden inserción en el mercado laboral.

Por todos estos argumentos, desde el PCE consideramos que el fracaso de la Ley Integral viene determinado por la carencia de una política que no pretenda minimizar la consecuencias sino que vaya directamente a las causas, es decir que plantee un modelo alternativo de sociedad, en la que las relaciones sociales, económicas y humanas sean plenamente igualitarias y libres, despojadas de cualquier estereotipo patriarcal, que busca el sometimiento del a mujer a través de la violencia, y tiene que ser resuelto desde la elaboración de una verdadera Ley Integral contra la violencia Machista que on presupuesto suficiente, un claro sentido trasversal de todas la políticas y un calendario concreto vaya al fondo del problema, es decir a erradicar la sociedad patriarcal que origina las diversas formas de violencia contra las mujeres.

En este sentido el PCE considera que el llamado Pacto de Estado contra la Violencia Machista, no alcanza los mínimos necesarios para recibir el apoyo de nuestro Partido, haciendo un llamamiento a quienes comparten con nosotras que la violencia machista contra la mujer es una CUESTION DE ESTADO, y que por lo tanto es necesario un gran acuerdo, que sea realmente efectivo, creíble para que se mantenga la denuncia y la presión hasta conseguir el objetivo de avanzar en los cambios profundos que se necesitan en las políticas de Estado a todos los niveles y que están en la base de la violencia machista.

jueves, 22 de junio de 2017

Jornada de formación "Ecologismo y anticapitalismo"

Como colofón al presente curso político, desde el PCE-Valladolid invitamos a la asistencia a nuestra jornada pública de formación Ecologismo y anticapitalismo. Haciendo frente a la contradicción capital-medio.

La jornada se desarrollará el viernes 30 de junio a las 19:30 en Plaza Juan de Austria 6, entreplanta izquierda. Con ella, haciendo un inciso en la revisión de autores clásicos que hemos estado desarrollando en los últimos meses, pretendemos arrojar luz, desde la teoría marxista, sobre los complejos problemas ecológicos. Ello, desde la perspectiva de que es imposible resolver la problemática ecológica y salvar el planeta, vilmente rapiñado por los distintos procesos de acumulación y explotación, en el marco del capitalismo. La contradicción capital-medio es cada día más patente, y a su análisis y a la búsqueda de soluciones desde el futuro socialista consagraremos nuestra jornada.

Ésta será precedida por una breve introducción acerca de diversas cuestiones planteadas en su momento por Engels, uno de los padres fundadores de la cosmovisión marxista, en torno a la naturaleza y el desarrollo humano.

Recuerda: viernes 30 de junio a las 19:30 en Plaza Juan de Austria 6, entreplanta izquierda.

¡Acude!

martes, 16 de mayo de 2017

Jornada de formación "El Estado y la Revolución"

Continuando con nuestra política formativa, el PCE-Valladolid celebraremos el próximo domingo 21 una jornada de formación titulada El Estado y la Revolución.

A las 10:30 comenzaremos el debate sobre el clásico texto de Lenin, con las lecturas complementarias de las obras de Marx Crítica del Programa de Gotha y La guerra civil en Francia. Durante la sesión, analizaremos la problemática del Estado, a fin de alcanzar colectivamente, mediante el análisis del Estado actual, la conclusión a la que llegaron los grandes autores de la ideología proletaria; que el Estado, como instrumento de dominación de clase, es irreformable, trabajando los comunistas por su extinción como una consecuencia de la construcción de la sociedad sin clases, la sociedad comunista.

Examinaremos, por tanto, las obras mencionadas, pero aplicándolas al momento actual, donde, pese a su fachada democrática, el Estado no puede esconder que sigue siendo, sin remedio posible, un instrumento de opresión al servicio de la burguesía.

Complementaremos el debate con la proyección de la película Rojos, lo cual nos ocupará el resto del día, haciendo una pausa para comer y descansar de 14:30 a 16:15.

La jornada será en la plaza Juan de Austria 6, entreplanta izquierda. La asistencia es totalmente libre.

¡Lee! ¡Difunde! ¡Acude, fórmate y debate!
!

domingo, 9 de abril de 2017

Declaración del PCE en el 40 aniversario de su legalización

Este año, el domingo 9 de Abril, se conmemora el 40 aniversario de la legalización del PCE, esta es una fecha en la que queremos rendir homenaje a quienes durante los duros años de la dictadura franquista dieron lo mejor de sí, pagaron con años de cárcel, sufrieron represión y torturas, exilio o incluso pagaron su propia vida la defensa de la justicia y la libertad.

La legalización del PCE, más allá de lo que algunos quieren hacer creer, no fue ningún regalo, sino que fue conquistada por la determinación del PCE que puso de manifiesto que no era posible mantener por más tiempo en la ilegalidad al Partido que más había luchado por la democracia en España, el PCE gana su legalización en la calle, en los barrios, con las luchas en el movimiento obrero y con una demostrada capacidad de organización política y social.

En este 40 aniversario mostramos nuestra determinación por mantener vivos los ideales de libertad, justicia y socialismo que dan sentido a la existencia del Partido Comunista de España. Esta muestra de determinación está en el trabajo que a diario realizan los y las militantes del partido en los movimientos sociales, en los conflictos en defensa de los derechos conquistados por años de lucha obrera, por la consecución de nuevos derechos, en las instituciones y en todos y cada uno de los sitios donde hay un comunista o una comunista.

Agotado el ciclo político del régimen surgido tras la transición, que algunos llaman régimen del 78 como referencia a la Constitución de ese año, los poderes económicos intentan repetir la exitosa operación de un proceso de incumplimiento de la constitución en los aspectos sociales modificándola por la puerta de atrás contra la clase trabajadora.

En este marco es en el que desde el PCE situamos el análisis del papel que jugó el Partido en aquel momento de un modo dialéctico, para referenciar una posición sobre el papel que tiene que jugar la izquierda anticapitalista en estos momentos.

La derecha económica y política nunca consideró la Constitución como un punto de llegada. Así, desde el día siguiente a su aprobación, se planteó modificarla y ningunearla en la práctica para anular los elementos más sociales que contenía y desarrollar lo que significaba de consolidación del modelo social, económico y militar capitalista. De esta manera los artículos que parecían justificar el apoyo de la izquierda, el derecho a la vivienda, al trabajo, a la planificación democrática de la economía, o la prioridad del bien común sobre la propiedad privada fueron devaluados hasta quedar en papel mojado.

La falta de hegemonía de la izquierda se produjo a pesar de la permanente movilización general de los trabajadores, estudiantes, gentes de la cultura, de las huelgas, de los enfrentamientos con la policía, de las detenciones, encarcelamientos de luchadores y luchadoras y de los numerosísimos asesinatos cometidos por las fuerzas represivas y organizaciones de extrema derecha.

El Movimiento Obrero, fundamentalmente las Comisiones Obreras, movilizó con carácter general y de forma permanente a todas las personas trabajadoras con reivindicaciones laborales, en un marco de exigencia de ruptura con el Régimen franquista.

Estas son las cuestiones fundamentales de contradicción entre reforma y ruptura en la transición de 1974-1982 de las que tenemos que aprender, porque en este momento, en el que ya nadie duda que el ciclo que abrió la Constitución de 1978 está agotado, tanto por causas internas, como externas, y que es necesario abrir un nuevo ciclo, se vuelve a plantear la disyuntiva entre reforma y ruptura.

En los últimos tiempos se han confrontado dos proyectos, el que defiende reformar la Constitución para adecuarla a los nuevos tiempos pero sin tocar los pilares básicos del sistema y quienes, como el PCE, defendemos la necesidad de una ruptura con la Constitución de 1978, que hay que dejar claro ha sido violentada y reformada por el PP y el PSOE bajo presión de la Troika europea. Lo hacemos precisamente para poder cuestionar los pilares básicos del sistema capitalista que son los que han llevado a España, y al mundo en general a una crisis que ha supuesto sufrimientos y sacrificios para millones de seres humanos.

En este año, también, conmemoramos el centenario de las Revolución Socialista de Octubre de 1917 de la que somos hijos e hijas y que conjuntamente con el afán de trabajar por la Tercera Republica vamos a centrar una parte importante de nuestro trabajo del 2017 como la mejor forma de homenaje a quienes lucharon por la libertades y la justicia en nuestro país en tiempos duros.

viernes, 17 de marzo de 2017

Jornada de formación "Micromachismos en la política"

El Partido Comunista de España en Valladolid (PCE-Valladolid) continuamos con la labor formativa con la convocatoria de la charla-debate MICROMACHISMOS EN LA POLÍTICA, el próximo viernes 31 a las 20:00 en la Plaza Juan de Austria 6, entreplanta izquierda.

En esta nueva jornada de formación nuestra Secretaria de Mujer hará una exposición teórica del concepto de «micromachismo», insertándolo en las dinámicas amplias del ejercicio del dominio patriarcal, en ligazón con el dominio de clase; y después debatiremos colectivamente acerca de los machismos invisibles en la vida cotidiana y, más específicamente, en la política. Queremos hablar de lo que ocurre cotidianamente en nuestros ámbitos personales y de militancia, a fin de trabajar por superar unas prácticas que perpetúan la opresión de género y dificultan, cuando no contrarían, la labor transformadora.

Previamente, a modo de introducción de la jornada, dado que el debate social está candente, habrá una pequeña exposición de la posición del PCE respecto a la maternidad subrogada.


¡Difunde y acude!

miércoles, 1 de marzo de 2017

8 DE MARZO. DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER. Cien años después de la Revolución Rusa de 1917

8 DE MARZO. DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
Cien años después de la Revolución Rusa de 1917
Este 8 de marzo, en el año del centenario de la Revolución Rusa de octubre de 1917. Recordamos que el éxito de la Revolución Socialista fue gracias al protagonismo de la mayoría del pueblo oprimido, y por tanto fue también una revolución para las mujeres rusas, supuso un antes y un después para la lucha de las mujeres de todo el mundo por sus derechos, libertades y emancipación.
Desde el primer momento se aplicaron en Rusia, medidas para resolver los problemas de desigualdad en el plano legal, liquidando las leyes retrógradas, por primera vez, un país tomaba medidas concretas para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres. Se abolieron todas las leyes que ponían a la mujer en una situación de desigualdad en relación al hombre. Se decretó el derecho al divorcio, el derecho al aborto legal y gratuito en los hospitales del Estado. La prostitución y su uso fueron descritos como “un crimen contra los vínculos de camaradería y solidaridad”. El Gobierno Soviético trató de atacar las causas de la prostitución, mejorando las condiciones sociales en la de vida y en el trabajo de las mujeres.
Tres elementos relevantes del inicio de la revolución del 1917, siguen hoy siendo necesarios: El empoderamiento de la mujer, la igualdad en derechos sociales y laborales, la abolición de la prostitución, y la maternidad subrogada como otra forma más de esclavitud contra la mujer. Cien años después, la crisis económica actual y las políticas de austeridad neoliberales han agravado la situación para el conjunto de la clase trabajadora, en Europa y en España. Pero no son iguales para todas las personas, las mujeres somos las principales perjudicadas por el sistema y también las más afectadas por la crisis, porque las mujeres partimos desde una posición desequilibrada y desigual respecto a los hombres. Las mujeres, en el sistema capitalista y patriarcal sufrimos una espiral de violencias machistas, desde los micro-machismos al asesinato, todas ellas consecuencia de la situación de sumisión y dependencia a la que nos relega el sistema, ya sea económica, social y/o cultural. La falta de trabajo digno para las mujeres, la feminización de la pobreza, el retroceso en derechos y libertades, la mercantilización del cuerpo de las mujeres a través de la prostitución y de los úteros de alquiler. La falta de una educación basada en el principio de igualdad en todos los ámbitos en la vida de la mujer afianzando y perpetuando los roles sexistas y de género que le acompañarán toda su vida.
En este país, los partidos del orden no tienen ningún interés en mejorar la vida del 51% de la ciudadanía que sumamos las mujeres. Se llenan la boca de grandes pactos, de grandes palabras y buenas voluntades que no sólo no van acompañadas de políticas y medidas contundentes, para acabar con la desigualdad desde la raíz; con sus políticas de perpetuación del capitalismo perpetúan el patriarcado.
Las mayores cargas familiares, sociales, junto a la brecha laboral cada día más extensa son la prueba, hoy a pesar de que somos más las mujeres que nos incorporamos al trabajo productivo continuamos cargando con el trabajo reproductivo, con las dobles jornadas. Las mujeres seguimos superando el Rankin de desempleo en España, con menores prestaciones y durante menos tiempo, debido a nuestra inferior situación laboral. Ocupamos el 72% de los contratos a tiempo parcial y la mayor temporalidad también es femenina. Las mujeres representamos el 63,79% de la franja de salarios más bajos. La conciliación de la vida familiar y laboral sigue siendo un sueño, la mayoría de excedencias y permisos concedidos para el cuidado de las personas dependientes son mayoritariamente para mujeres. Pero las desigualdades no acaban aquí, lo que hoy sufrimos las mujeres también tiene consecuencias futuras. Las mujeres percibimos una pensión de jubilación inferior a los hombres y en cuantías inferiores, por lo que el riesgo de ser excluidas socialmente durante la jubilación es mayor.
El sistema capitalista aboca a las mujeres más pobres y más vulnerables a la mercantilización de sus cuerpos, regulando la prostitución y los úteros de alquiler, a lo que las y los comunistas nos oponemos por ser una forma de esclavitud.
Por la abolición de la prostitución y contra la trata de mujeres y menores. Nos queremos vivas y libres sin que nos acosen, nos maltraten, nos mercantilicen o nos asesinen. Nos queremos con una vida digna y con trabajo digno. ¡Es hora de que nos rebelemos y luchemos por nuestros derechos! Todas nos sumamos al paro internacional de mujeres. Vivas nos queremos.
El 8M, rebélate y lucha, CUELGA EL DELANTAL en tu balcón o ventana… en casa no nos van a encontrar.
¡OCUPEMOS LAS CALLES, POR NUESTROS DERECHOS!
¡POR ACABAR CON EL CAPITALISMO Y EL PATRIARCADO!

miércoles, 15 de febrero de 2017

Crónica de las jornadas "Clase obrera, economía política, contradicción capital-trabajo"

CRÓNICA DE LAS JORNADAS CLASE OBRERA, ECONOMÍA POLÍTICA, CONTRADICCIÓN CAPITAL-TRABAJO
11 y 12 de febrero de 2017

Los pasados días 11 y 12 de febrero, por la mañana, en el PCE-Valladolid celebramos las jornadas de formación Clase obrera, economía política, contradicción capital-trabajo, a fin de abordar una serie de problemáticas fundamentales para nuestra lucha.

El sábado 11, sobre la base de la lectura de una serie de obras teóricas de Marx, Engels y Lenin, abordamos los aspectos clave de la teoría económica marxista. Partiendo de la noción básica de mercancía, examinando la fuente de su valor y el desarrollo de las relaciones de producción, llegamos a la explotación de la clase obrera como elemento fundamental del sistema capitalista. Eso nos sirvió para analizar conceptos como el de lucha de clases o el de socialismo. Asimismo, aprovechamos para examinar la vinculación existente entre patriarcado y capitalismo, siendo el primero resultado del surgimiento de la propiedad privada, por definición indestructible mientras se mantengan las relaciones de producción capitalistas. Todo el debate teórico de la mañana del sábado 11 nos sirvió para ratificarnos en unas ideas de capital importancia: el capitalismo es irreformable, sólo mediante la revolución puede ser destruido y sólo destruyendo el capitalismo y poniendo fin a la sociedad de clases podrá ser destruido el patriarcado. Como sintetizamos al culminar la jornada, al respecto de este último punto, no puede destruirse el patriarcado sin destruirse el capitalismo y, de la misma manera, no se puede ser comunista sin asumir de manera plena la lucha contra el patriarcado.

El domingo 12 visionamos la película Arcadia, que nos sirvió para llevar a cabo un interesante debate en torno a tres cuestiones que se evidenciaban en la película: los efectos de los monopolios sobre la economía global, la realidad de la clase obrera y de las divisiones que se imponen sobre la misma desde el capital (divisiones de género, raciales…, así como el papel nefasto de la aristocracia obrera, como sector aburguesado de intereses reaccionarios), y el papel de la mujer en el seno del prototipo de familia patriarcal. De nuevo, trasladando los análisis teóricos del día antes a lo visto en la película y las realidades cotidianas de cada uno/a, nos ratificamos en las conclusiones antes señaladas.


Tras el análisis material del capitalismo efectuado en estas sesiones, que deberá ser profundizado (al ser unas jornadas de formación básica), continuaremos estudiando con la misma mecánica (lectura de textos, visionado de películas y debates) otras cuestiones candentes, como el papel del Estado, la ideología o el Partido de Nuevo Tipo. Hoy más que nunca está vigente la máxima leninista, expresada en Qué hacer, de que «sin teoría revolucionaria no puede haber tampoco movimiento revolucionario». Seguiremos trabajando en ello.